Es importante acabar con la confusión existente entre masajes y sensualidad. Nunca lo repetiremos suficientemente: El masaje puede ser un excelente preludio para el amor, pero no es lo mismo y nunca debe sustituirlo.

Las masajistas no somos meretrices.

Desde luego que un masaje puede ser muy sensual, pero lo verdaderamente bueno es despertar la sensualidad ¡Y guardarse la energía en el interior! Recordemos los reyes y reinas antiguos, que antes de encontrarse para unión carnal, se hacían dar masajes cada uno de ellos por separado. ¿No es el colmo de la voluptuosidad? Aunque esta claro que, para algunos, este comentario roza la eregía: “¿No sería mejor que se dieran los masajes el uno al otro?”, dirán. Pues claro, eso también es posible, pero no es la única forma de hacer las cosas.

Puede parecer frustrante, en principio, aguantarse los orgasmos, pero a la larga se llega a ser mucho más valiente guardado la potencia despierta y haciendo felices a nuestra pareja a la espera de la próxima unión… Pero nada más lejos de mi que dar lecciones de moral porque cada uno es libre de hacer lo que quiera. Muchas personas solas tienen la necesidad de “aliviase” y nadie debe juzgarlas por ello.

Algunos hombres me han confesado que prefieren recibir un masaje completo de manos de una buena masajista antes que copular con una prostituta, porque así sienten que no están engañando a sus esposas o, si se trata de solteros, para no tener la impresión de “ensuciarse” (utilizo la expresión que ellos me trasmiten).

A estos hombres no les apetece masturbarse porque prefieren sentir las manos de una mujer en su miembro viril, una mujer que lo sepa tocar bien. No quiero ser yo quien entre en la falsa moral y en convertir los genitales en un tabú, que en definitiva tienen el mismo derecho que el respeto del cuerpo al ser tocados. Sin embargo, esto es contrario al Tantra, que se enseña a los hombres a contenerse y a guardar su preciosa energía sexual en el interior del cuerpo, a no entregar su esperma si no es de una forma consciente y voluntaria, sin despilfarros inútiles.

Por eso he decidido reservar este apartado más íntimo alas parejas y a las personas mas cercanas. Es mi opción personal y solo me incumbe a mi. En cualquier caso, los genitales solo deben ser manejados suave y levemente, sin demasiado empeño, sin buscar nada mas allá del masaje y sin esperar la eyaculación.

Descubre nuestros masajes Tántricos en el Centro de Madrid.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
EnglishFrenchSpanish
622915999